Usualmente en la dieta renal se restringen los productos lácteos ya que son ricos en fósforo. Los quesos proveen fósforo, proteína y grasa en la dieta renal. Algunos quesos también pueden proveer mucho sodio y grasas saturadas. No son buena fuente de carbohidratos como la leche y el yogur (mira la siguiente gráfica). Es importante que leas la etiqueta para evitar los quesos procesados.

Quesos Procesados

Los quesos procesados, como el queso americano, son altos en sodio y tienen aditivos de fósforo. Si te fijas en la siguiente imagen, una rebanada de este queso procesado tiene 280 mg de sodio. Además, entre sus ingredientes está SODIUM PHOSPHATE y CALCIUM PHOSPHATE. Si quieres aprender sobre los aditivos de fósforo, lee este otro artículo.

Otro ejemplo de un queso procesado son los quesos líquidos. Este en particular se usa en Puerto Rico para hacer los sándwiches de mezcla. Si te fijas en la siguiente imagen, 2 cucharadas de este queso tiene 410 mg de sodio. Además, entre sus ingredientes está SODIUM PHOSPHATE.

Quesos Naturales

Los quesos naturales mayormente tienen menos ingredientes que los quesos procesados y no tienen aditivos de fósforo. Sin embargo, los quesos naturales también pueden proveer mucho sodio. Por esto, lee la etiqueta nutricional y busca alternativas bajas en sodio. Un producto bajo en sodio tiene 140 mg de sodio o menos. Aquí puedes ver algunas alternativas de quesos naturales bajos en sodio y sin aditivos de fósforo.

Descarga aquí: PDF ME Nutrition Queso Natural Bajo Sodio

Recuerda, para recomendaciones individualizadas consulta con tu nutricionista dietista licenciado.

 

Suscríbete a mi boletín mensual para recibir GRATIS una lista de compra renal.

¡Subscríbete al boletín!

¡Subscríbete al boletín!

Únete y recibirás una lista de compra renal ¡GRATIS!

¡Sea ha suscrito exitosamente!

Pin It on Pinterest

Share This